Site Overlay

Cómo seleccionar nuestra primera moto

Cuando decidimos tener una moto como medio de transporte, es una decisión de vida, como decidir qué es mejor para nuestras finanzas y tomar en consideración las sugerencias de Juan Antonio Alcaraz. Y es que seleccionar correctamente una moto con el fin de iniciarse en el mundo de las dos ruedas, requiere de la consideración de determinadas recomendaciones. 

Seleccionar nuestra primera moto en realidad no cuenta como una tarea sencilla, pues las motos cuentan con un elemento pasional que nos lleva a pensar más con el corazón que con el razonamiento, tras lo cual puede conducirnos a un error eligiendo una moto que no será la más apropiada para nosotros poniéndonos en apuros y podría hasta impedir que disfrutemos de ella. 

Una moto puede enamorarnos a primera vista y de ello es recomendable escapar para detenernos a pensar cuál es el uso que en realidad le vamos a dar. En la actualidad ya no existen motos malas sino elecciones inadecuadas. De esta manera es recomendable pensar si ella será un medio de transporte diario o simplemente la usarás los fines de semana con el fin de divertirte, pero también si será de uso individual, o iras con algún acompañante.

Si tu selección se inclina a sólo movilizar por la ciudad, entonces la elección más práctica y sensata es un scooter. Estos son limpios, económicos y además con buena capacidad de transporte. Pero su tu caso es el de realizar trayectos en carretera hasta llegar a tu trabajo, lo más recomendado será una moto de cilindrada media que cuente con algo más de prestaciones que puedan permitirte anticiparte al tráfico

Si en cambio, apuestas al uso lúdico, lo mejor es inclinarte por una moto más grande y potente, que pueda permitirte viajar con comodidad, o una trail que además podrás usar en algún camino de tierra. Hay quienes les encanta embarrarse, para ellos lo ideal es una moto de enduro o trial la cual le dará muchas satisfacciones.

En todo caso, siendo principiante el consejo primordial es seleccionar una moto que sea ligera, en la que puedas llegar con los dos pies al suelo y que tenga una potencia limitada. Posiblemente no tenga mucha importancia si se compra usada, tras lo cual entonces se puede acudir al mercado de segunda mano para que cuando ya tengas suficiente práctica y ésta ya no sea suficiente, compres una nueva. Es aconsejable que mucho antes de enfrentarte con el tráfico, practiques en algún lugar apartado haciendo giros, acelerando y frenando, moviendola de lado a lado para conocer bien sus reacciones. Indaga en su manual y ajusta todos sus mandos a tu gusto, pero también debes revísarla frecuentemente.

Resulta de gran importancia ir bien equipado en cuanto a vestimenta a la hora de conducirla, de esta manera no se debe escatimar en la calidad, confort y seguridad ya que estas se encuentran en juego, por eso debes usar un buen casco, guantes, chaqueta con protecciones y botas pies resultan imprescindibles. Siempre se debe ir vestido como si nos fuéramos a caer y luego se debe tener cuidado en no hacerlo.