Site Overlay

Debes saber que tipo de ortodoncia necesitas antes de aplicarla

Son muchas las razones por las que se requieren dispositivos dentales y dental echeverria blanqueamiento, como para relajar la mordida al dormir, para proteger los dientes de actividades peligrosas como el boxeo, motociclismo, lucha, o bien para arreglar algunas situaciones que son más comunes donde se emplea la ortodoncia.

En todo caso las opciones siempre son múltiples, y en el caso de estos últimos van desde los más tradicionales, pero que no dejan de ser eficaces, hasta los elaborados por nuevos materiales como la cerámica

Ya no es una idea recurrente que los aparatos dentales y el blanqueamiento dental barcelona son solo cosa de adolescentes, por lo que es cada vez más común encontrarnos con adultos que deciden corregir sus dientes con los denominados ‘brackets’ y de ello no se escapan ni los famosos con lo que han ayudado a normalizar dicho sistema de corrección que en otras épocas eran la pesadilla de los más avergonzados.

Para algunos tan solo se trata de algo relacionado con la estética, pero los ‘brackets’ y el blanqueo dental barcelona también se encuentran relacionados con la salud. De acuerdo a los ortodoncistas, un correcto alineado de los dientes permite normalizar tanto su posición como el tamaño del maxilar y de la mandíbula. Se puede llegar a masticar mejor y con ello evitar daños en los dientes.

Los Ortodoncistas también señalan, que los apiñamientos o maloclusiones no acarrea solo una consecuencia estética, sino también funcional, entre los problemas que existen podemos mencionar el prognatismo y el retrognatismo, entre otros.

Lo más resaltante se colocar estos aparatos a cierta edad, es que el hueso maxilar y los dientes se encuentren en buen estado

Nunca es muy tarde para corregir los dientes

Según los especialistas, a cualquier edad puede llevarse ortodoncia, desde el momento en que se tienen todos los dientes permanentes. Lo más importante es que el hueso maxilar y los dientes estén en perfecto estado, debido a que durante el tratamiento se llega a ejercer presión sobre la boca y esta debe soportar.

En la actualidad, es posible encontrar diversas opciones cuando se trata de corregir los dientes, y estas van desde los aparatos más tradicionales, hasta los hechos en materiales más novedosos.

Los ‘Brackets’ metálicos y los que son cerámicos

Si nuestros dientes se encuentran mal posicionados, montados o presentan una alineación incorrecta de los superiores con respecto a los inferiores, es posible plantearnos el uso de ‘brackets’ más tradicionales, estos llegan a ejercer fuerza sobre ellos a fin de poder desplazarlos. Se coloca una pieza metálica en cada diente acompañadas de un arco, que es el que ejercerá la fuerza.

Podrían no parecernos de lo mejor, pero suelen ser los más eficaces, ya que acortan el tiempo de tratamiento. Así mismo, son resistentes y si, se llega a despegar alguno de ellos, es sencilla su colocación. Es fácil su limpieza y los más económicos.

Podemos encontrar una variación en este tipo de aparato, el llamado ‘bracket’ autoligable. Su diferencia recae en el arco que une las piezas. La ventaja para el paciente es que son menos dolorosos y el movimiento de las piezas es algo más rápido, reduciendo el tiempo con ellos y el número de visitas al dentista.

Si los tradicionales aún no te convencen, entonces existe la opción de los ‘Brackets’ cerámicos, estos llegan a disimular más y pueden llegar a ser imperceptibles a la vista. Se encuentran fabricados con materiales que son similares a la porcelana, por lo que su color se adapta al de la dentadura.

Son bastante eficaces para la mayoría de los casos en los pacientes, aunque suelen ser los adultos quienes más se inclinan por esta opción estética. La desventaja recae en el cuidado ya que se deben evitar aquellos alimentos que puedan decolorar la cerámica, como refrescos de cola, café o curry. Su precio es más elevado debido al material con que están hechos.