Site Overlay

La adrenalina que produce el motociclismo

Aunque lo queramos, no puede existir un divorcio entre la adrenalina y las motos ya que se encuentran unidas para siempre. Tener una moto ha ido más allá de solo un transporte de uso común que se emplea para ir al trabajo, de paseo o de compras. La moto le ha permitido al hombre actual superar el tráfico de las grandes ciudades y siempre llegar a tiempo, por lo que esta ha evolucionado a su favor. 

 Pero la moto en la actualidad, no solo es una herramienta utilitaria ya que tiene más para ofrecer que solo dos ruedas. Las motos entraron a la historia de manera más reciente, pero su creación y desarrollo no se ha visto mermada por el parque automotor ya que su versatilidad le ha abierto paso en la sociedad para quedarse anclada. 

Incluso sabemos que no solo es un transporte cómodo y sencillo, sino que también ha escalado posiciones en eventos deportivos y en agrupaciones de exhibición o los llamados grupos de moteros a nivel mundial, razones para darle a continuación un espacio a ese rango deportivo que a gran número de personas les atrae.

Orígenes de las motos deportivas

Al parecer estas surgen en Alemania para el año 1885, a manos de Gottlieb Daimler quien se conoce fue la primera persona en colocar un motor de combustión adaptado a una bicicleta realizada en madera. Es desde entonces cuando el motociclismo se apodera de forma imperiosa de diversos sectores de la sociedad, dando paso a distintas modalidades competitivas en pistas distintas como en césped, barro, hielo, lodo o carretera, y en modalidades como aceleración, observación, speedway, carreras de dragsters, trial cronometrado, entre otros. 

Algunas de las modalidades en el motociclismo

Como en toda competencia, existen unas modalidades menos conocidas que otras, pero a continuación las mencionaremos para hacerte de una idea de ello. 

Competencias en pistas de barro: en estas pistas se emplean máquinas con gran potencia para desplazarse en circuitos ovalados cuya longitud oscila cerca de los 1.500 metros de longitud. Estas competencias se asemejan a otras donde los competidores inician juntos la partida y gana el que primero toca la línea de llegada.

Competencias de speedway: para esta actividad se emplean motos bastante ligeras pero que no poseen frenos, donde el circuito a recorrer suele ser de forma ovalada en gravilla o ceniza. El circuito se compone de cuatro vueltas y el ganador es el primero que cruza la línea. 

Competencia en carretera: para estas competencias se usan circuitos cerrados a los que los fanáticos no pueden acceder, y se encuentran construidas como carreteras pero solo para realizar las competiciones. Al momento de la partida, estos salen juntos y el ganador es el que cruza primero la meta. 

Competencia de dragsters: son competencias parecidas a las carreras de autos, y las motos empleadas se encuentran diseñadas para un recorrido de 400 m, en los que son eliminadas a medida que la ronda avanza, de esta manera los registros obtenidos se pueden emplear en otras competencias que realicen. 

Carrera de resistencia: las pistas para estas categorías se encuentran diseñadas en grava y son de forma ovalada muy similares a las empleadas por los caballos trotones.