Site Overlay

Si a tu hijo le gustan los parking de juguetes, mira todos los beneficios que ello tiene

Cuando le damos un coche de juguete a un niño o una niña, podremos notar enseguida como lo hará rodar por doquier haciendo de su tiempo un momento sumamente agradable. Los juegos donde se usan coches y motos o tambien donde se usan pistolas de disparo como las nerf, quizás puedan parecernos simples, o que solo se trata de juguetes para niños solamente, pero en realidad, estos suponen grandes beneficios cuando se trata del desarrollo infantil.

Si observamos detalladamente, a los pequeños les atrae todo aquello que tenga ruedas y les sirva para jugar, incluso, cuando estos son aún muy pequeños tienden a quedarse maravillados de ver cómo un objeto que se encuentra a su lado, de forma mágica se pone en movimiento rápidamente para desaparecer de su vista.

Cuando tenemos un bebé, lo ideal es estimular su gateo con un coche de madera, además que se potencia sus movimientos como si se tratara de una pista de motociclismo o de autos de carrera mientras se desarrollan sus sentidos.

Estimulamos la agudeza visual, pues el coche desaparece ante él y de su campo de visión en forma veloz y tiene que ir por él. Así mismo, su sentido del oído debe identificar donde está el coche tomando en consideración hacia donde se escucha su movimiento.

Otro beneficios de los coches de juguete y de las motos viene a ser el aprendizaje de la relación causa – efecto. Y es que nuestro pequeño aprenderá de forma paulatina que si lo coloca en el suelo y lo empuja, el coche llega a moverse solo gracias al giro de sus ruedas y también podrá experimentar la velocidad en función de la fuerza que le aplique al coche.

Cuando nuestro hijo ya cuenta con al menos 3 o 4 años, el mundo de los coches, las motos y los camiones llega a expandirse gracias a su imaginación y creatividad. Esta es una etapa donde el juego se vuelve más complejo pues dispone de mayores habilidades manuales que lo conducen a hacer que el coche vaya muy rápido, que gire, que dé volteretas, que salte por el aire hasta hacerlo volar.

Durante esta edad, podrían pasar horas sentados jugando con su coche favorito de juguete y todo gracias a su espléndida imaginación con la que inventan que atraviesan el desierto, van por la autopista, están de vacaciones, entre un montón de aventuras.

Un parking de juguete

Los parkings de juguete resultan la forma más compleja y estimulante de lo que se conoce como el clásico juego con coches y motos. Un parking de juguete contiene plataformas, aparcamientos, puentes y diferentes coches con la finalidad de que el juego se convierta en algo mucho más divertido, aparte de que nuestro hijo puede inventar e imaginar miles de situaciones para vivir que con sus coches.

Este es un juego que sin importar si es hembra o varón, brinda la oportunidad de revivir situaciones que han vivido, pero también de imaginar nuevas, siempre jugando con sus coches preferidos.